Río Grande duplicó casos en una semana. El Municipio continúa hoy realizando hisopados en los barrios

Pablo Blanco habló sobe la coyuntura política que atraviesa el Gobierno de la Nación ante la adopción de nuevas medidas restrictivas y los trascendidos sobre la renuncia del ministro de Educación, Nicolás Trotta. Además señaló que trabaja junto al Gobernador Melella en la posibilidad de adquirir vacunas por fuera del esquema de Nación.     

El senador nacional inició comentando por FM La Isla que el mismo miércoles, pocas horas antes de los anuncios del Presidente Alberto Fernández, Nicolás Trotta, luego de mantener una reunión con el consejo federal de educación, aseguró -en el ámbito de una de las comisiones- que no se iban a interrumpir las clases.

“Él mismo nos manifestó en la reunión de comisión, a las 14.30 (horas), que no se iba a modificar de bajo ningún punto de vista el tema de la presencialidad en la aulas, y dijo que había información que documentaba que era un foco de infección el tema de las clases, la ministra de salud dijo exactamente lo mismo, con pocas horas de diferencia y resulta que después el presidente de la Nación, que también había dicho que siempre  iba a privilegiar el tema de presencialidad en las clases, termina diciendo, de manera inconsulta, que no va a haber clases en el AMBA”, expresó Blanco y agregó que, “independientemente delo que piense cada uno, si yo soy ministro, afirmo eso ante el Senado de la Nación y a las dos horas quien me designa me desautoriza, lo mínimo que tengo que hacer es presentar la renuncia”.

Cabe señalar que las nuevas medidas adoptadas por Alberto Fernández se dieron luego de la impactante cifra de 27.000 mil casos positivos de Covid-19 en una sola jornada. No obstante, Blanco dijo que en su opinión “es una muestra de improvisación tras improvisación”.

En ese sentido, señaló que  el Gobierno Nacional ya tenía información sobre el nivel de contagios. “Eran datos que manejaban tanto el presidente, la ministra de salud como el ministro de educación,” dijo y agregó que “como mínimo nos mintió cuando dijo que se garantizaba la presencialidad”.

A más de ello, y pese a que se dictaron los ciclos lectivos por medios virtuales durante el año pasado, sostuvo que “en 2020 no hubieron clases”.

 “Me parece que las declaraciones del ministro y que a dos horas le cambiaron lo que el sostenía en la cámara de senadores, es un motivo para, como mínimo, presentar la renuncia, porque me parece que no sabe dónde está parado. Trae más zozobra y más inestabilidad a esta situación, que venimos ya de por sí de mentira tras mentira tras mentira” expresó, para luego sumarse al relato de los medios porteños con respecto a la “fallida campaña de vacunación de la Nación”.

“Según los dichos del presidente y los funcionarios del Gobierno Nacional, ya tendríamos que ser entre 20 y 25 mil vacunados” sostuvo, soslayando el problema a nivel mundial respecto de la provisión de vacunas. “El tratamiento de la pandemia ha sido desastroso” opinó.

En otro orden de ideas, Blanco se refirió a su relación con el Gobierno de la Provincia expresando que se comunica periódicamente con el gobernador Gustavo Melella y “más con el jefe de gabinete” Agustín tita- y señaló que “si me llegan a requerir algo, siempre a disposición”.

“Yo le tuve tratando de averiguar y siempre lo tuve al tanto del tema de la posibilidad de que las provincias adquieran vacunas, yo presenté un proyecto en ese sentido” dijo Blanco, pese a que la ley de vacunas Covid-19 (27.573) prevé expresamente la posibilidad de que las provincias y la CABA sean importadores de vacunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×