Leo Bilanski: “Estamos en una economía de guerra y el que administra es el presidente”

En declaraciones a FM La Isla, Leo Bilanski, presidente de la asociación empresarial ENAC, habló sobre el impacto que podrían tener las nuevas medidas sanitarias en el sector PyME.  También criticó el orden impositivo en nuestro país y comentó las modificaciones introducidas al régimen de impuesto a las ganancias para las PyMEs. Además, señaló que ante esta nueva ola el Gobierno Nacional tiene que tomar medidas drásticas con los sectores concentrados de la economía para evitar un proceso inflacionario que afecte fuertemente a la clase trabajadora.   

En ese sentido, el dirigente señaló que el marco de la discusión en el senado se pudo avanzar en una segmentación del régimen de impuesto a las ganancias, con alícuotas reducidas para las PyMEs y en reordenar las normas impositivas aplicables al sector ya que, según expresó, “el Macrismo dejó un berenjenal de resoluciones impositivas”.

Así las cosas, las empresas que tengan ganancias hasta cinco millones de pesos van a pagar una alícuota del 25%, las que tengan ganancias de más de 5 millones y hasta 20 millones, pagarán 30% y más de 20 millones de ganancias la alícuota general de 35%.

“El 85% de las empresas de Argentina, que son las de menos de diez trabajadores, la alícuota va a ser la menor” dijo Bilanski y advirtió que las empresas que quieran distribuir utilidades deberán integrar un 7% más de impuestos. “Es un incentivo a la reinversión” dijo.

Por otra parte, Bilanski sostuvo que el sector PyME necesita, además de la segmentación, un sistema más simple para pagar los impuestos, “porque la multiplicidad de impuestos que hay en los tres niveles del Estado más otras restricciones que hacen a la actividad sectorial de cada uno, nos generan una burocracia administrativa que muchas veces estas empresas de menos de 10 trabajadores, que son la mayoría, no la pueden afrontar o tiene costos altos que terminan siendo prejudiciales”.

“Necesitamos que nos digan, de lo que venden tanto es de impuestos, en tal ventanilla hay que pagarlo, se paga y nos vamos con el ticket. No andar presentando en diez lugares distintos los impuestos, tener que contratar un contador, un asesor, un consultor, un financiero para determinar cuánto tenemos que pagar”, señaló.

En ese sentido, el empresario comentó que el secretario de políticas tributarias de la Nación, Roberto Arias, está trabajando en esta simplificación y que ya se ha avanzado en la provincia de Córdoba en establecer un pago único.

 Respecto del nivel de actividad, Bilanski señaló que el último trimestre fue bueno para la industria gracias a que se dio cierta reactivación. No obstante, recordó que “estamos entrando en la segunda ola” y aseguró que 7 de cada 10 empresarios prefieren realizar un cierre estratégico ahora y no sostener la apertura, que se colapse la salud y con ello la economía.

“Todos tenemos que hacer la política de solidaridad y de esfuerzo compartido” enfatizó y agregó “En Italia, Alemania y Francia están compitiendo a ver quién le pone más plata a las PyMEs para sostenerlas”; “están poniendo toda la plata que sea necesaria para que no se caiga el aparato comercial y productivo”, expresó.

Paralelamente señaló que, si bien apoyan un cierre preventivo, pretenden mantener una reunión con el presidente Alberto Fernández para contener ciertos desordenes que se dieron el año pasado, mediante los cuales las empresas de grandes capitales, no solo aprovecharon los beneficios de los planes de apoyo de la Nación al sector privado, siendo los menos afectados en términos relativos, sino que además impulsaron un proceso inflacionario con consecuencias terribles para los trabajadores, mediante la formación de precios y, con ello, la concentración de ingresos.

En ese sentido, Bilansky arremetió contra los economistas por sus análisis dispares y desinteresados por los efectos en la economía real y señaló que una de las preocupaciones grandes del secto PyME es que no se recupere el poder adquisitivo de los trabajadores por encima de la inflación.

“Las medidas que garanticen que los salarios van a superar a la inflación no están, por lo tanto estamos preocupados porque ya estamos en abril; estos muchachos en dos meses te comen 6 puntos de inflación, entonces en cuatro te puede comer doce”, señaló y agregó, “me cuesta pensar que vamos a alcanzar un 29% de inflación si no estamos con un martillo arriba de los precios de las multinacionales y aparte de los precios de las multinacionales, estamos viendo que hay desabastecimientos tácticos como es el acero para la construcción o créditos al 40% que ofrece la banca privada, igual tasa que la primera época de Macri que después nos llevó eso a una debacle generalizada. Por lo tanto, el Gobierno está haciendo su parte, pero nosotros no vemos que el sector privado esté haciendo su parte”.

“Hay que tomar medidas absolutamente drásticas con el sector concentrado de  los alimentos, de la energía, de los combustibles, de los insumos difundidos y administrarlos. Estamos en una economía de guerra y el que administra es el que eligió la gente, que es el presidente. La empresa multinacional que se quiera adaptar bien y la que no, que se vaya a su casa, como Falabella” culminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×