Gobierno reglamentó la ley de aguas y comenzaría a trabajar en la conservación de las cuencas fueguinas

En el día internacional del agua, la Secretaria de Ambiente de la Provincia, Eugenia Alvarez, habló al respecto por FM La Isla. “El desafío de este año del Día Mundial del Agua es valorarla a través del entendimiento de cuál es su importancia y cuáles son los lugares donde es necesaria la conservación” expresó.

LA bióloga se refirió a en principio al agua como bien económico, teniendo en cuenta que hace poco tiempo atrás comenzó a cotizar como producto en la bolsa de Wall Street, señalando que partiendo de nuestro Código Civil y Comercial, el agua es un  “recurso vital”, lo que permite disentir de la posición en Norteamérica al respecto.

Ese sentido, afirmó que el concepto de tenencia del agua es relativo, toda vez que se trata de un elemento cuyo flujo y cantidad está determinado por las condiciones climáticas y del espacio geográfico del que se trate, lo que plantearía cierta dificultad para asegurarse la propiedad del recurso en sentido amplio.

“Lo importante es pensar y ponernos a reflexionar sobre cuál es nuestra relación con el agua y es interesante el planteo de entendernos tenedores temporarios de un recurso valioso, que una vez que sale de nuestras manos va a pasar a otro y ese otro debe tener las mismas oportunidades que nosotros” dijo Álvarez y agregó “la realidad del agua hoy, es que es un recurso que condiciona y facilita las actividades humanas y la actividad biológica y por eso el desafío de este año del Día Mundial del Agua es valorarla, a través del entendimiento de cuál es su importancia y cuáles son los lugares donde es necesaria la conservación y que cumpla su función ecológica para podernos brindar los bienes y servicios ambientales de los que dependemos para nuestro desarrollo”.

 A más de ello, sostuvo que “la forma en que nosotros utilicemos este recurso le va a poder garantizar el agua al otro, no solo en cantidad también en calidad”.

“Es un recurso de flujo, cuya cantidad en el planeta es constante y que exige a los tenedores temporarios la responsabilidad de comprender cuál es el rol nuestro en ese ciclo. Si nosotros somos criteriosos para utilizarlo y entender nuestro lugar en esa vuelta grande que da el agua en nuestro planeta, vamos a poder abastecernos del recurso y no estar sometidos a avatares o problemáticas asociadas al agua, que tienen que ver con la modificación de los ciclos hidrológicos, ese es el secreto de entender al agua”, expresó.

A la par, señaló que por imperio de la ley provincial  1126 –de aguas- y a partir de la vigencia del decreto que reglamenta la misma (1 de marzo de 2020) se va a empezar a trabajar con las distintas cuencas de la provincia -en conjunto con los usuarios- “para empezar a gestionar el territorio que ocupa el agua de manera tal de comenzar a hacer proyecciones”, dijo.

“vamos a poder ir dándole forma al manejo de las cuencas, específicamente a las que son más importantes como la del río Grande”, comentó.

Preguntada por los detalles de la política ambiental de la provincia, la bióloga afirmó que “años anteriores la Provincia no ha tenido grandes lineamientos en este sentido, en este año nosotros estamos empezando a trabajar con el “Plan de Adaptación”, que es una deuda de todas las provincias del país y que tiene que ver con la gestión de los riesgos asociados al cambio climático”.

En ese sentido, señalo que están articulando con dos consultorías de Nación, por lo que esperan tener para fin de año el primer borrador del plan Provincial de Adaptación al cambio climático, de lo que destacó el abordaje del proceso de desertificación que se está dando en la zona norte de la Provincia (Laguna Seca).

“Estamos terminando de armar el primer documento técnico para cerrarlo con el servicio meteorológico sobre posibles escenarios climáticos con cierto nivel de certezas como para poder comenzar a trabajar un listado de amenazas y vulnerabilidades” dijo la funcionaria ya agregó “hay mucho por hacer, hay información que se tiene y otra que va a haber que generar pero indudablemente este proceso está en avanzase y está instalado y lo mejor que podemos hacer los fueguinos y fueguinas es entender dónde estamos en ese proceso y cómo vamos a tener que adaptarnos a esos cambios”.

“Prevenir es el Leitmotiv de los planes de adaptación, identificar amenazas y vulnerabilidades para generar la mayor cantidad de medidas posibles para estar preparados, en ese sentido estamos trabajando» enfatizó y agregó «Combatir sería una utopía, porque no siempre se pueden combatir estos fenómenos, sí se puede adecuar el territorio y sobre todo preparar a la gente para que vaya adaptándose a esa circunstancia y tratar de bajar los riesgos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×