El presidente Alberto Fernández anunció la instalación un nuevo radar 3D en Río Grande

El presidente Alberto Fernández firmó este miércoles los acuerdos que permitirán reactivar la fabricación de radares de nueva generación (RPA 200) que se incorporarán al Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial (Sinvica).

En la sede de INVAP en Bariloche, el mandatario ratificó el carácter estratégico de la inversión en ciencia y tecnología como “política de Estado” al recordar que fue el fallecido expresidente Néstor Kirchner, a comienzos de 2004, cuando el actual mandatario era jefe de Gabinete, quien apostó por “la fabricación nacional para resolver el problema de la radarización Argentina”.

“Nosotros que siempre hemos creído en la tecnología, apostamos a que el INVAP sea inmenso, que sea capaz de desarrollar la ciencia y tecnología que necesitamos. El radar lo podes comprar, pero mantenerlo en funcionamiento viene aparte. La inteligencia que desarrolló ese radar está en Argentina, en nosotros, y no hay que pedirle nada a nada”, completó.
Además dijo que “el mundo” conoce a la Argentina “por muchas cosas, pero también por el INVAP” y señaló que el país es una de los pocas naciones que ha logrado desarrollar la tecnología Radar.

También señaló que la inversión anunciada este miércoles supera a la realizada durante el período macrista en la fábrica barilochense y, en línea con las palabras de Fernández, recordó que los políticos que afirmaban que la frontera era “un colador” no instalaron ninguno en el período que ocuparon el Gobierno.
“La frontera norte está absolutamente radarizada, y esos radares estaban instalados en 2015”, señaló.

El acuerdo suscripto este miércoles implica, en una primera etapa, la fabricación de cinco nuevas unidades del Radar Primario Argentino 200 (RPA 200), que es un dispositivo de nueva generación que tiene un radio de cobertura de 400 kilómetros, y cuyo costo de fabricación es un 20 por ciento menor al del modelo anterior.

La reactivación del desarrollo de radares en la empresa estatal va a impactar en el trabajo de 150 empresas PyMEs, involucradas directa e indirectamente en la cadena de producción, ya que el 80 por ciento de su fabricación se realiza con insumos y mano de obra argentina.
El plan a tres años fomentará el desarrollo de tecnología nacional estratégica para la Defensa y la Seguridad al avanzar en proyectos de radares multifunción, de búsqueda y vigilancia aerotransportado, aérea y de superficie.
El Ministerio de Defensa ya había destinado el año pasado, otros 535 millones de pesos en diferentes contratos con INVAP.
Este año, la cartera, a través del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF) destinará 2.700 millones de pesos para fortalecer los sistemas de vigilancia aéreos y marítimos.

Los radares RPA 200 serán instalados en Posadas (Misiones), Resistencia, Charata y Taco Pozo (Chaco) y en Río Grande (Tierra del Fuego).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×