Buscar en Activa TDF
miércoles, 21 octubre 2020
AHORA
OSEF cierra sus puertas hasta el viernes por desinfección de las instalaciones
Educación presentó los cuadernillos para secundaria “hablemos de ESI”
"El Gobierno anterior promovió la desmalvinización luego del acuerdo Foradori-Duncan"
El municipio intensifica los operativos de limpieza en distintos barrios
Tramitá la libre deuda desde casa
Obras de gas: El municipio avanza con la etapa final para los
Parte diario epidemiológico covid-19 al 20 de octubre del 2020
Vuoto participó del lanzamiento del programa “Municipios de Pie” junto a Alberto
Inscripciones 2021 para jardín de 4 años y primer grado
La Municipalidad llevará el programa DetectAr a los distintos barrios con sus

 



 

“La primera palabra que tenemos que poner con el Estado Nacional es soberanía”

Viernes, 25 Septiembre 2020 11:44

Lo dijo el profesor Hugo Schneider, catedrático de historia en la UCES y UTN analizando la cuestión de la industria en Tierra del Fuego. Además habló sobre el proceso histórico que estamos atravesando a nivel mundial.

En declaraciones a FM La Isla, Hugo Schneider, profesor de historia de la UTN, se refirió a la cuestión educativa durante la pandemia. Al respecto dijo que desde su perspectiva como profesor de historia es difícil tratar de pensar la situación actual sin remitirse al pasado y sostuvo que “las pandemias han sido parte de la historia y han generalmente traído aparejados cambios estructurales significativos” y agregó “el origen del capitalismo tiene que ver con la peste negra de 1348, es decir que estamos asistiendo a un cambio fundamental” al tiempo que sostuvo que “quizás no podamos ver las consecuencias más profundas que todo esto va a tener porque estamos siendo protagonistas, estamos siendo sujeto y objeto del problema en el mismo momento que está sucediendo”.

Según manifestó Schneider, la pandemia aceleró muchos procesos que ya se venían dando y que marcan el paso hacia nuevos tiempos. “Soy muy pesimista sobre el futuro no de Río Grande, de la Provincia o la Argentina, sino del mundo mismo, estamos ante un escenario en un futuro no muy lejano absolutamente distópico” dijo el profesor y agregó “estructuralmente desde el punto de vista económico, el mundo se fue transformando de un capitalismo industrial a un capitalismo financiero que terminó de concretarse en la década de los 70 ´, que dejó gente afuera, que la automatización dejó mucho desempleo y que la acumulación de riqueza empezó a darse más que por la productividad por la acumulación financiera”.

Para Schneider este proceso que describe tuvo su punto culmine en la crisis de 2008, (hipotecas subprime) y tuvo su fuente en el cambio de paradigma que significó el paso del capitalismo industrial ligado al Estado benefactor, al capitalismo globalizado y liberal (toyotismo).  En ese sentido, sostuvo que las nuevas herramientas de creación de demanda (publicidad) jugaron un rol absolutamente insoslayable en las características del consumo en nuestras sociedades y consecuentemente en la estructura de nuestras economías. La situación descripta por el profesor además, encuentra un componente de fuerza influencia en el trabajo, toda vez que el Toyotismo, la globalización de la producción, impusieron que el valor agregado sobre la producción se dispersara en todo el mundo, presentándose situaciones en las que un producto ensamblado en Argentina, puede contener componentes fabricados en 10 países distintos. Además, dicha forma de producción flexibiliza las posibilidades de que las empresas localicen sus terminales según los costos de mano de obra que presenten los distintos países, llevando a una flexibilización y precarización de las condiciones laborales.

“El contrato basura parte de una dinámica estructural, no es un problema de la UOM” aseguró el profesor y agregó que el Toyotismo no solo acabó con el trabajo en el modo en que o conocíamos sino que también acabó con la familia capitalista tradicional, que sucumbe ante la oferta de vida individual ligada al movimiento de las plantas fabriles y a la satisfacción de necesidades individuales por sobre las del grupo.

Ahora estamos en el momento más crítico porque esta estructura de este capitalismo financiero y de esta concentración de la riqueza y esta suerte de construcción de countrys mundiales donde los que quedaron afuera no pueden entrar, después de que el capitalismo imperialista destruyó a los lugares a donde fueron a sacar recursos, ahora no se bancan que los a los que han dejado empobrecidos vayan a esos centros donde está la producción y la riqueza, entonces se generan Ghettos donde nadie entra,  como es el caso de África frente a Europa, o América Latina frente a EE UU.

Preguntado por cual es el modo de combatir este futuro distópico, Schneider dijo que hay una construcción partiendo de los conceptos de Marx- basada en una estructura económica y una superestructura jurídico-política que permite que eso funcione las leyes, los Estados, los modelos de Estado- y sobre eso hay una construcción simbólica que tiene que ver la ideología: “hoy está en juego la democracia en el mundo”, enfatizó y ejemplifico, ¿Trump, si pierde las elecciones va a aceptarlo, va a hacer trampa o no? ¿Qué pasa con los gobiernos que son destituidos y estigmatizados por mentiras en las redes sociales, operativos de prensa y aparatos judiciales? dijo y agregó “este no es un fenómeno exclusivo de Argentina, está pasando en toda Latinoamérica».

Además, agregó que los políticos hoy representan a las corporaciones y tomó como ejemplo sociológico lo sucedido en Argentina en 2015, cuando se dio el ascenso de los CEO´s al poder de la Nación.

“Para sostener la gigantesca acumulación de riqueza tenés que tener el control del poder y si vos pones a la democracia de por medio por ahí lo perdes y no van a perderlo. Estamos asistiendo en Argentina a una muestra clarísima de que los tipos no aceptan la derrota electoral y que están haciendo cualquier cosa para mellar a un Gobierno que es el resultado de las elecciones y van a hacer todo lo posible con ese fin”, dijo Schneider.

En ese orden de ideas, dijo que las corporaciones hoy tienen una herramienta más a su favor: las redes sociales. En ese sentido, sostuvo que las redes sociales han servido para una nueva construcción de sentidos que albergan posibilidades tan inauditas como la existencia de movimientos terraplanistas en el siglo 21 y agregó “han optado por destruir el racionalismo que fundó la era moderna”.

“¿Es posible discutir con alguien que cree que no hay que vacunarse? Entonces hay una confrontación en la que se construyen estas subjetividades a partir de las redes sociales con u funcionamiento algorítmico que van diciéndote a vos lo que querés escuchar”, explicó el profesor y agregó, “¿cómo recuperamos la racionalidad para poder discutir?”. “Cuando la política, el debate y la racionalidad deja de existir cada vez se pone más violenta la cosa”, agregó.

Finalmente habló sobre Tierra del Fuego particularmente. Sobre ello, dijo que acerca del tema de la ley de promoción industrial, los políticos de la provincia se equivocan en priorizar la cuestión económica al planteo político, explicando que el verdadero fundamento de la cuestión económica es la cuestión política, toda vez que la ley 19.640 no se creó con fines económicos sino con intenciones geoestratégicas que hoy están más vigentes que nunca, siempre que en Malvinas continúan las políticas destinadas a mantener y fortalecer la ocupación.

“los malvinenses tienen incentivos para que la gente se asiente y con eso cuidan eso que creen que es de ellos y nosotros estamos discutiendo acá si nos mandan un palo dos palos o si los teléfonos están o no en el ahora 12”.

“La primera palabra que tenemos que poner con el Estado Nacional es soberanía”, culminó

 

Artículos Relacionados en PROVINCIALES

Deja un comentario

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                          

                                                                                                                                                                                                                     .

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                          

Suscribirse a Noticias